No abusemos del azúcar

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado una guía sobre el consumo de azúcar en la que recomienda la reducción de azúcares libres, basándose en los efectos que tiene su consumo y en los beneficios que supondría reducirlo.
Te sorprendería saber que son una infinidad de productos aquellos que contienen azúcares libres en su composición. Para ayudaros en esta tarea, ponemos a continuación una relación de productos que contienen mucho azúcar: 

Mermeladas
Las mermeladas comercializadas generalmente contienen tan solo un 50% de fruta, mientras que el otro 50% es azúcar.
Salsas
Además de ser productos bastante grasientos, también suelen tener una cantidad importante de azúcar, como es el caso de muchas mostazas dulces o el kétchup.
Cacao soluble
Entendemos por cacao soluble aquel que solemos añadir a la leche para chocolatearla. Aunque generalmente se pase por alto, lo cierto es que la cantidad de azúcar de este producto es casi tan alta como la del propio azúcar. Esto supone que dos cucharaditas de cacao soluble nos aporten 15g de azúcar, una exageración por el simple hecho de dar algo de sabor a la leche.

Galletas y bollería

Las galletas y la bollería como madalenas o bizcochos también contienen demasiado azúcar. En prácticamente todos los casos más de 20g de azúcar por cada 100g de producto, y no debemos engañarnos si en los envases aparecen palabras como Digestive, Integrales, etc. ya que no se rebaja el nivel de azúcar..
Cereales del desayuno
Los cereales de desayuno no son una opción realmente saludable ya que su aporte de azúcar en algunas variedades puede llegar a ser de casi 50g por cada 100g de producto.

Refrescos azucarados

Al tratarse de alimentos líquidos parece que su aporte energético y de azúcares no puede ser elevado. Pero muchos os sorprenderéis de la cantidad de azúcar que puede tener una simple lata de cola: más de 35g. Además se relaciona claramente su consumo con un mayor peso corporal y las posibilidades de favorecer la aparición de enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Golosinas, chucherías y caramelos

Con esto todos contábamos, pero como posiblemente su consumo es más esporádico que algunos de los anteriores y además más conocidos por su alto contenido en azúcar, seguramente para muchas personas están ya fuera de su día a día, a diferencia de muchos de los productos antes mencionados en los cuales no se conoce tanto su gran porcentaje de azúcar.

Es importante diferenciar entre los azúcares intrínsecos presentes en alimentos como las frutas o verduras, y los azúcares que añade la industria que son algunos de los que acabamos de hablar. Esta diferenciación es necesario hacerla, ya que se han demostrado los efectos negativos que pueden tener los azúcares añadidos por la industria en nuestra salud, mientras que los azúcares de las frutas y verduras vienen acompañados de fibra, vitaminas y minerales, lo cual genera en nuestra salud otros aspectos beneficiosos.

La OMS recomienda la reducción del consumo de azúcares simples a menos del 10% de nuestra ingesta calórica total. Los datos científicos que maneja este organismo muestran una relación firme entre las personas que consumen menos azúcar y un menor peso corporal. También muestran que los niños que consumen bebidas azucaradas tienen más probabilidad de padecer sobrepeso u obesidad.